¿Tienes hambre y poco tiempo? Hazte esta ensalada en 5 minutos

Llegar a casa y tenerla toda para ti es una gozada… excepto a la hora de la cena. Qué pereza tener que pensar qué hacer y ponerte a prepararlo. Pero para estas ocasiones vienen bien un par de recetillas rápidas (y sanas) que te saquen del apuro. Anoche fue uno de esos días para nosotros, así que hoy os explicamos cómo preparar en cinco minutos una ensalada de lentejas.

Cómo hacer una ensalada de lentejas en 5 minutos

Para empezar, tranquilo: no nos vamos a poner a hervir legumbres. Quita, quita, eso es un engorro y tarda un siglo, que lo haga tu madre. Para esta receta sólo necesitamos comprar en el súper un envase de esos con lentejas precocidas. Las hay en bote, pero tienes que quitarles el agua antes y lavarlas bien, así que es preferible escoger unas que vienen envasadas en una especie de plástico. Es algo así:

lentejas-precocidasjpg

Con eso tenemos la mitad de la ensalada hecha. Basta con abrir y volcar en una ensaladera o plato grande. Punto.

Ok ¿qué más?

Vale, la parte más rollo: media cebolla y un pimiento verde. Esto es lo más elaborado de toda la receta y son dos minutos, ya ves tú. La cebolla la cortamos en brunoise. ¿Que no sabes que es eso? A ver, hay que ir espabilando ya, eh… (aquí puedes ver los distintos modos de cortar). Es fácil: la cortas por la mitad y luego haces cortes transversales y longitudinales, como si fuera una malla. De este modo al final queda troceada en cuadraditos pequeños. Después cortamos también el pimiento verde en trocitos y lo metemos todo en el bol de la ensalada.

¿Qué más le ponemos? Se puede dejar así, pero si le añadimos un par de cosillas más, que no cuesta nada, queda aún mejor. Primero, un par de latas de atún. Esto no requiere trabajo, todo pa dentro y mezclado con las lentejas. Finalmente, unas olivas negras sin hueso también le dan un toque guay (puedes cortarlas a rodajitas también si no te da pereza, que queda mejor mezcladito así). Y ya un toque final podría ser un puñadito de brotes germinados de soja o de alfalfa, esto lo venden en el súper tal cual, es algo que tiene esta pinta:

brotes-alfalfa

¡Y ya está! Eso es todo. Un poquito de aceite y a la mesa. Está bueno, es sano, es ligero. Y lo mejor: se prepara en cinco minutos. Así puedes dedicar tu tiempo a las chorradas que consideres realmente importantes ;)